De Futbolista A Antropólogo: La Vida De Algunos Jugadores Es Terrible, Pero No Pueden Contarlo


El ministro Vielmann manifestó que había una conspiración contra el gobierno y las autoridades de seguridad. Debe tomarse en cuenta que existe un video en donde uno de los agentes fallecidos había amenazado con contar lo que hacían Rivera y otras autoridades guatemaltecas. Rivera alegó que no se contempló el debido proceso antes de solicitar su captura, y observó que hay temor de la CICIG en su contra ante revelaciones que ella podría hacer sobre investigaciones que desarrolló cuando fungió en esa comisión en Guatemala. En ese encuentro que apresuradamente buscó Rivera, el venezolano únicamente mostró unas fotografías y contactos telefónicos que ya se conocían en El Salvador, pero mientras estaban en la reunión, llegó la noticia, desde Guatemala, pasadas las seis de la tarde, sobre el exterminio de los cuatro agentes que participaron el crimen de los diputados salvadoreños, en la cárcel de Pavón.

A Gisele Rivera se le atribuyen las pesquisas sobre grupos criminales amparados por el Ministerio de Gobernación durante el gobierno anterior, a los cuales acusa como responsables de los casos Parlacen, Boquerón y Pavón. El Congreso de Guatemala intentó interpelar al ministro Vielman a principios de marzo de 2007, pero la interpelación no pudo llevarse a cabo; los diputados guatemaltecos -principalmente de partidos de la oposición- pretendían iniciar la sesión con varias preguntas sobre un oscuro asesor venezolano asignado al ministerio de Gobernación de Guatemala: Víctor Rivera Azuejo, de 62 años, conocido en el argot policial como “Zacarías”. También estaban el jefe de la Dirección de Investigaciones Criminales, Víctor Hugo Soto y uno de los asesores de Vielman, el venezolano Víctor Rivera, conocido como «Zacarías», quien ya había fallecido, muriendo un año y dos meses después del crimen de los diputados. El jefe de la Dirección de Investigaciones Criminológicas de la Policía Nacional Civil de Guatemala, Víctor Soto, dijo en ese momento que «los cuatro agentes fueron ejecutados a tiros en el interior de la prisión», sin dar más detalles del hecho; sin embargo, madridshop es fiable internos del penal relataron que los agentes asesinados fueron primero degollados y posteriormente tiroteados.

Habían salido ilesos del ataque armado en su contra en Sacatepéquez en marzo de 2007 y se les sindicaba de haber participado en la toma de la cárcel de Pavón en septiembre del 2006 y de haber seleccionado a los reclusos que luego aparecieron muertos dentro del penal en esa oportunidad. Por haber sido miembros de la policía los asesinos de los diputados del PARLACEN, la CICIG era autoridad competente para colaborar con las investigaciones del caso. El Salvador, por haber promovido su desafuero en la Asamblea Legislativa cuando se le descubrió actos de corrupción y posible lavado de dinero.

En el reportaje que escribieron Fernández y Jara, se dice que uno de los diputados salvadoreños habría llevado cinco millones de dólares en dos maletas, dinero que habría sido tomado por Soto Diéguez en la finca “La Parga”, localizada en el kilómetro 25 de la carretera hacia El Salvador, donde fueron asesinados los diputados. Otro exclamó, según las pesquisas, que se trataba de cinco millones de dólares. Es lo que le gusta a Luis Enrique del centrocampista y lo ha provocado que el Barcelona quiera atar y blindar al canterano con una cláusula de 1.000 millones. Duggan declaró que una de las razones para fichar por el Barcelona era su estilo de juego. Las finanzas del club, sin embargo, volvieron a peligrar y se mantuvieron en números rojos.

Sin embargo, la investigación de los miembros de la CICIG demostró que la bala, ni el detalle de las lesiones o curaciones sufridas por la mujer, nunca fueron acreditadas en el expediente judicial por los médicos del hospital San Juan de Dios, donde, inicialmente, fue atendida. Sin embargo, el director de la Policía no habría aceptado tal proposición. Víctor Rivera llegó a la frontera de El Salvador desde donde intentó localizar a Rodrigo Ávila, en ese entonces jefe de la policía salvadoreña. Esa inesperada visita de Rivera la confirmó a Fernández y Jara el Ing. El 19 de noviembre de 2010, mediante un comunicado, la comisión informó que el comisionado Francisco Dall’Anese, retiró la inmunidad a Gisele Rivera ya que ella estaba siendo investigada por Guatemala; gracias a que Dall’Anese retiró la inumidad a Rivera, el Ministerio Público guatemalteco pudo pedir la captura internacional de la investigación y últimamente está en la lista de pendientes de la Policía Internacional (INTERPOL).

Según unos expedientes de la CICIG que fueron filtrados al periódico salvadoreño El Mundo por la exfiscal Gisele Rivera, el motivo de los homicidios habría sido quedarse con el dinero que supuestamente era transportado en dos valijas por el diputado Pichinte, y un cargamento de 20 kilogramos de cocaína. Luego se vieron obligados a conectar otros casos como las muertes en las cárceles de Pavón en 2006 y del “Infiernito”; todas las pesquisas los llevaron a concluir que los casos vinculaban a importantes personajes del principal aparato de seguridad de Guatemala que tenían hombres bajo su mando y que cometían crímenes, asaltos, extorsiones, secuestros y “tumbes” de dinero y drogas, entre otras cosas. Una de las incógnitas que más carcomen las cabezas de los aficionados colombianos hoy por hoy es quién va a ser el elegido para asumir la dirección técnica de la Selección Colombia. Aunque al menos, el «Guaje» no se ha llevado la peor combinación, que es la fractura de tibia y peroné , una lesión que normalmente suele ser el resultado de una entrada violenta.

Álvaro frenó al argentino con una dura entrada y este respondió escupiendo al suelo, cerca de darle en las botas. El 23 de agosto del citado año, también el ejército procedió a retirarse -completando el Éxodo Jujeño- llevándose el ganado e incendiando las cosechas para desguarnecer al enemigo, y de esta manera, el general Belgrano sería el último en dejar la ciudad deshabitada. María del Rosario Melgar Martínez, conocida como Mary Ro, acompañaba a Rivera la noche en que lo acribillaron a balazos en una calle de la ciudad de Guatemala. Ambos viajaban en un auto propiedad de Rivera y ella resultó herida de un balazo en el atentado que le cegó la vida a Rivera.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.